martes, 31 de marzo de 2015

Skeyndor, Cosmética Científica - Parte II

Ya os hablé de las cremas de Skeyndor en esta otra entrada, así que hoy toca terminar mi opinión sobre los productos de esta marca.

Como ya comenté, por lo general son de texturas suaves, muy agradables al contacto con la piel, y dejan una sensación de frescor tras la aplicación que verdaderamente se agradece. Pero, ¿qué hay de los cosméticos?


No es que haya probado muchos de ellos, pero por el momento son de los que mejor me han ido.

Comenzaré por la base de maquillaje en crema. No conseguí encontrar un tono apropiado al mio, pero el más clarito siempre he me ha ido bastante bien. Aunque nada comparable con la base compacta que te viene en estuche. Me la regalaron una vez y, no sé si sería una edición especial o qué, pero no la he vuelto a encontrar. Ni en tienda, ni online, ni siquiera en fotos. Y me da muchísima rabia, porque es la mejor que he probado hasta la fecha.





Sigamos con los productos para los ojos.

El eyeliner, aunque muy escueto, se aprovecha muchísimo. y lo mismo ocurre con la máscara de pestañas. Aunque, como cualesquiera de una calidad mínimamente decente, supongo. Se pueden encontrar otros más asequibles e igualmente eficaces, así que no es que sea una inversión que merezca excesivamente la pena.

                                                         Eyeliner

                                                         Máscara de pestañas

Y bueno, qué decir de la sombra de ojos. Para alguien que, como yo, no se excede con el maquillaje y, por lo tanto, no gasta demasiado en cosmética, nunca está de más comprar algo de mejor calidad, (pues a la larga tampoco lo nota tanto el bolsillo), pero aún así creo que prefiero ir a Kiko a por productos de este tipo. Que la calidad de éstos de Skeyndor es infinitamente mayor es indudable, y los resultados son mucho más intensos, pero a mí, personalmente, no me merece demasiado la pena.

                                                                           Sombra de ojos



Sigamos con los labiales. Mis dulces amigos. Otros de mis productos favoritos. (Que no todo tenía que ser negativo en esta entrada, sino vaya plan).

Como no suelo utilizar colores muy llamativos por lo general nunca me ha hecho demasiada falta el perfilador labial, aún así, sólo por probar, decidí aplicarlo un par de veces. Y, sinceramente (prometo que va a ser el último punto negativo), es un poco duro para mi gusto.



Y ahora sí que sí. Dejando a un lado los productos que menos me han agradado, hablaré de las Barras de Labios y Gloss. Sea cual sea vuestro estilo de labial os puedo asegurar que cualquiera os gustará. Hidratan el profundidad y son muy duraderos. Por no mencionar que la gama cromática es muy natural aún en los colores más intensos. Así pues, os lo recomiendo sin dudarlo.

                                                                           Barra de labios

                                                                            Brillo de labios



¡Y finalizacemos! Otro producto que me encanta. Los esmaltes.
De secado muy rápido y con una gama cromática bastante amplia son, con diferencia, los mejores que he probado.

                                                         Esmalte de uñas


¡Espero que os haya gustado la entrada y que os animéis a probarlos! Aquí os dejo la web por si os interesa echarle un ojo (no os asustéis con los precios).

¡Nos leemos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada